Netflix sabe el número de horas que pasas usando su plataforma, qué día de la semana la usas más y el tipo de contenido que sueles consumir.

El algoritmo de Netflix - Características

Algoritmo Netflix

 

El avance tecnológico a través del tiempo arrasa con cualquier negocio tradicional que haya quedado obsoleto por no adaptarse a los cambios. Un ejemplo concreto de esto podrían ser los videoclubs, que quedaron sepultados por la avalancha de la piratería primero y de los servicios de streaming después. Puede que seas tan joven que no sepas lo que es elegir la peli del sábado de pie, frente a una estantería, girando cajas de VHS para leer su sinopsis. 

Netflix, HBO o Disney+ nos permiten tener acceso a un catálogo de contenidos audiovisuales (tanto clásicos como estrenos y formatos de producción propia) sin que tengamos que trasladarnos a ningún lado y gracias a su aplicación para tablets o smartphone podemos consumir su contenido desde cualquier lugar.  

Entre tanta oferta, es complicado elegir qué ver, por eso las plataformas cuentan con un sistema de recomendaciones que te sugiere qué podría gustarte.  

En ocasiones esas sugerencias son acertadas, pero en otras no tanto. Fijémonos en el caso de Netflix, que usa para recomendarte contenido el llamado “machine learning”, para que sus algoritmos vayan aprendiendo según el uso que realiza el usuario, pero… ¿Qué se tiene en cuenta para poder crear ese listado? ¿Cómo funciona el algoritmo de Netflix? 

Algunos de esos aspectos se saben y otros se desconocen. Pongamos un ejemplo. Netflix conoce el número de horas que pasas usando su plataforma y el tipo de contenido que sueles consumir. Eso significa que si usas Netflix para ver series de ficción nacionales, te recomendará que sigas viendo otras series de ficción producidas en España, en vez de películas de estrenos norteamericanas o documentales.  

“Sabemos a qué hora del día se conecta nuestro cliente, cuánto tiempo pasa en la plataforma, sabemos qué vio antes y qué después. Incluso sabemos si lo hizo desde el ordenador, desde una tablet o el móvil.” Explicó Todd Yellin, vicepresidente de producto de la compañía, en “See what´s next”, evento en el que Netflix presentó sus principales novedades para este año.  

“El big data, como me gusta decir, es una gran cantidad de basura que esconde diamantes. Lo que hacen los algoritmos de “machine learning” es revelar y mostrar cuáles son esos diamantes.”  

De este modo, es como llegan a la conclusión de cuáles son los tipos de contenidos que deben seguir creando para satisfacer las necesidades de la mayoría de la audiencia, o por lo menos, de la compañía.  

El algoritmo de Netflix recopila toda la información en su base de datos. Es más, en cada cuenta de Netflix se genera una base de comportamiento distinta para cada uno de los perfiles creados. De este modo, no se mezclan gustos, ni recomendaciones. Es decir, que las recomendaciones que aparezcan en tu perfil, no tienen por qué ser las mismas que aparezcan en el perfil de tu hermano, o de tu mujer o de la persona con la que compartas la cuenta.  

Las recomendaciones que el análisis de datos de Netflix hace para una determinada película o serie, no son iguales para los usuarios. Por ejemplo, Netflix crea cinco imágenes por cada serie o película, y en función de los hábitos de navegación del usuario, y de los carteles en los que pulsó en el pasado, muestra una u otra. Pueden incluso activarte por defecto los subtítulos o traducciones de películas y series cuando ya has visto contenido similar de esa manera.  

Netflix asegura que esa información que recopila no se comparte ni se vende a terceros, y que es exclusivamente para uso interno. Lo que se sabe hoy es que los datos son el nuevo oro y, en esto, los algoritmos de las grandes empresas tecnológicas son insanamente ricos.