cómo escribir un guion correctamente

Cine y Series

5 errores que cometen todos los estudiantes de guión

Siempre defenderemos que la calidad de un producto audiovisual depende en gran medida de la eficiencia de su guion. Si este tiene problemas estructurales, inevitablemente, se trasladarán a la pantalla y acabará afectando al producto final.

Por eso es necesario tener en cuenta cuáles son los errores más frecuentes que cometerás cuando empieces a escribir tu primer guion. Son habituales, usuales y frecuentes. Pero teniéndoles localizados, es probable que consigas sortearlos y sacar más rendimiento a tu trabajo.

  • No conocer tu target

Cualquier producción debe tener una planificación y ejecución teniendo en cuenta los intereses y características del target que se quiere alcanzar con el producto.

Para esto es necesario un estudio profundo del perfil que estás buscando. Si no es así, es probable que comiences a desviarte mientras escribes y acabes obteniendo un resultado que no buscas. Adapta el lenguaje de tus personajes de manera que tu público pueda sentirse identificado con tu manera de contar acontecimientos.

Investiga las necesidades y preferencias de tu target y elabora un buyer persona de la manera más precisa posible.

  • Demasiados personajes

Existe el error común de creer que cuantos más personajes, más animada será una historia. Si estás escribiendo sobre la quiebra de una empresa en la que todos sus trabajadores van a la calle, no puedes pretender dar voz a cada uno de los empleados. Por mucho que te guste.

Si pensáis en películas bélicas, casi siempre existe un número importante de personajes. Sin embargo conviene elegir cuatro o cinco que puedan representar lo que queramos contar.

  • Flashbacks

Cada vez que un guionista es incapaz de relatar bien las acciones de un personaje, se recurre al manido flashback para salir del paso. Este recurso es útil para los protagonistas cuando apenas tienen contacto con otros personajes. Pero no es lo habitual.

  • Verbalizar la historia del personaje

Os sonará de haberlo visto en películas cuando dos personajes que son hermanos, comienzan a contarse una buena tarde de sábado cualquier suceso relevante en sus vidas sin que esté justificado. Si son hermanos y han pasado por esas historias antes, ya lo sabrán y quizás no sea necesario contarlo sin que haya un buen motivo. Y si quieres contarlo, quizás puedas hallar una manera que no tenga que ser verbalizado.

  • Hacer que todos los personajes hablen igual

No. Un profesor de instituto no habla igual que un estudiante de su clase. Ni un hombre de 80 años se expresará igual que un psicólogo de la universidad de Cambridge. Cada personaje requerirá que te documentes para que puedas darle su propia voz.

En The Core Entertainment Science School hacemos hincapié en estas materias y te ayudamos a profesionalizarte como guionista. Un Máster para que no sólo desarrolles tu técnica en la escritura sino para que lo hagas al nivel que las grandes productoras y distribuidoras del momento necesitan ahora.